Filipinas: inédita medida con los niños para intentar frenar el avance del coronavirus

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, impuso un nuevo aislamiento para niños de entre 10 y 14 años, a quienes instó a quedarse con la «atención a la televisión todo el día», como método para reducir los contagios de coronavirus.

«Regresen a sus casas y además son buenos sólo con la televisión. Pueden poner su atención a la televisión todo el día», sostuvo el mandatario del sudeste asiático.

La medida se suma al que rige para personas mayores e impide que las familias visiten los centros comerciales, que son los centros de la vida comunitaria y el gasto del consumidor. Las aulas también permanecen cerradas.

Pese a que funcionarios del Gobierno remarcaron la importancia de la vida social para recuperar la economía, Duterte ratificó la medida ante la llegada de la cepa británica del COVID-19: «Sólo tengo miedo porque esta nueva cepa afecta a los niños pequeños». Hasta ahora la variante del coronavirus infectó a 17 personas en el país, incluidos tres niños.

Horas antes del anuncio de la medida restrictiva, el secretario de Comercio, Ramón López, había afirmado que permitir que los niños salgan nuevamente ayudaría a estimular la demanda de los consumidores y reactivar los negocios golpeados por la crisis.

En igual sentido se expresó el secretario interino de Planificación Socioeconómica, Karl Kendrick Chua, quien había señalado que el 50 por ciento de la economía estaba impulsada por «actividades familiares» y que sin ellas la economía no podría recuperarse.

Filipinas registró hasta el momento 516.166 casos positivos de coronavirus, enfermedad que provocó 10.386 muertes.

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola
Para pedir música o hacer anuncios publicitarios, comunicate con nosotros.