Viudas negras lo sedaron y le desvalijaron la casa

Un hombre del barrio porteño de Liniers concertó una cita a través de Tinder el sábado pasado, pero lo que debía ser una velada romántica se convirtió en una pesadilla porque la invitada lo sedó y le desvalijó la casa.

Fuentes policiales informaron que de acuerdo con la denuncia de la víctima, la mujer llegó por la noche a su departamento sobre la calle Palmar acompañada por una amiga.

Las dos mujeres se dedicaron a cocinarle al dueño de casa y lo instaron a tomar vino, cosa que eventualmente hizo. Pero ese trago fue su punto débil: el hombre se quedó dormido en seguida y cuando despertó, las ninfas habían desaparecido, y sus ahorros, también.

El episodio de inseguridad fue descubierto por el hijo de la víctima, que llegó al departamento el domingo y despertó a su padre. Sólo entonces el hombre notó, resaca de por medio, que la casa estaba revuelta y que faltaban su celular, su computadora, un televisor, una suma en dólares y otra en pesos, y hasta su ropa interior.

El hombre denunció que probablemente se haya quedado dormido por acción de un somnífero, pero alguien estuvo atento a la salida de las dos mujeres: las cámaras del edificio, y un vecino que se cruzó con ellas cuando salían del ascensor cargadas de bultos.

La secuencia muestra cuando las mujeres se van por la avenida Lisandro de la Torre, pero luego se pierde su rastro.

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola
Para pedir música o hacer anuncios publicitarios, comunicate con nosotros.