Murió Martillo Roldán, una de las glorias del boxeo argentino.

El cordobés Juan Domingo “Martillo” Roldán, uno de las glorias del boxeo argentino, falleció en la mañana de hoy a los 63 años víctima de coronavirus en el hospital J.B. Iturraspe de la ciudad de San Francisco (Córdoba).

Roldán se encontraba internado desde el jueves pasado por un Covid-19 positivo y se hallaba en coma farmacológico con asistencia respiratoria desde hacía varios días, pero su organismo no respondió a los tratamientos con plasma y su estado fue empeorando hasta producirse el fatal desenlace.

«Martillo» Roldán, de 63 años, nacido en Freyre, provincia de Córdoba, el 5 de marzo de 1957, fue tres veces retador al título mundial de la categoría mediano y nunca pudo conseguir la corona. En 1984 perdió por abandono en el 10ª round ante Marvin Hagler en Las Vegas y en la misma ciudad, fue noqueado en el 4ºasalto por Tommy Hearns en 1987 y en el 8º por Michael Nunn en 1988, en la que fue la última pelea de su carrera profesional que había arrancado en 1978 y que totalizó 67 triunfos (47 por vía rápida), 5 derrotas y 2 empates. 

Tito Lectoure fue su representante y lo adoptó como su pupilo favorito. Hasta lo entrenó con camisa y corbata, en las añoradas tarde del gimnasio de Lavalle y Bouchard. Aunque el listado oficial de sus entrenadores lo integraron Guillermo Gordillo, Amilcar Brusa y Adolfo Robledo.

Tras sus KO sobre Jacinto Fernández, los hermanos uruguayos Jose María y Carlos Flores Burlón, Carlos del Valle Herrera y algún norteamericano de segunda selección, le llegó su oportunidad de debutar en los Estados Unidos. Y no fueron fáciles los primeros pasos. Dos veteranos como Wilbur Henderson y Teddy Mann opacaron su imagen en reuniones en las que Marvin Hagler era el artista central por toda Norteamérica.

Bob Arum, presidente de la compañía Top Rank, con el que firmó un contrato exclusivo, lo proyectó a una pelea eliminatoria y decisiva que supo aprovechar. El 10 de noviembre de 1983 fulminó a derechazos limpios en el sexto round al estadounidense Frank «The Animal» Fletcher, top en el ranking de la categoría, en el Caesars Palace de Las Vegas. Esa misma noche, donde Hagler vencería por puntos a Roberto «Mano de piedra» Durán, aseguró su primera chance mundialista.

Llegó pronto. Fue el 30 de marzo de 1984, y estuvo muy cerca. Tuvo dos rounds de gloria y ocho de sufrimiento ante Marvin Hagler, con quién perdió por KOT en 10 asaltos tras haberlo derribado en el primero y castigado a gusto en el segundo. Un golpe ilícito – con penetración del pulgar de Hagler en su ojo derecho- lo anuló por completo y él mismo decidió hasta donde seguir. Ese siempre fue su código: pelear en igualdad de condiciones. Marginó la inmolación física como «decoración» de la derrota.

El exboxeador no logró superar su cuadro de coronavirus que se complicó por su diabetes, hipertensión y obesidad. Roldán llevaba internado desde el 10 de este mes, días después de que se enterara de que era positivo de Covid-19 -al igual que su pareja- y no lo pudiera sobrellevar al cuadro en su domicilio. Los problemas respiratorios lo obligaron a internarse.

Roldán recibió tratamiento con plasma pero no reaccionó positivamente. Su exceso de peso lo complicaba desde hacía años, incluso tenía inconvenientes para hablar por la falta de aire.

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola
Para pedir música o hacer anuncios publicitarios, comunicate con nosotros.