La Cámara de Diputados le dio media sanción al impuesto a la riqueza que impulsa el kirchnerismo

La Cámara de Diputados aprobó esta madrugada y envió al Senado el proyecto de ley de Aporte Extraordinario para los patrimonios superiores a los 200 millones de pesos, con el fin de recaudar $300 mil millones para volcar a planes productivos y sanitarios.

La iniciativa contó con 133 votos a favor, del Frente de Todos y bloques provinciales; 115 en contra, de Juntos por el Cambio, y 2 abstenciones de la Izquierda. La discusión ahora pasó al Senado, donde la bancada liderada por José Mayans tiene una mayoría para sancionarla.

Los interbloques Federal y Unidad Federal para el Desarrollo acompañaron en su gran mayoría, excepto Graciela Camaño, de Consenso Federal, mientras que Juntos por el Cambio, salvo los radicales jujeños Gabriela Burgos y Jorge Rizzotti, se opuso. También Alma Sapag (Movimiento Popular Neuquino), una aliada habitual del Frente de Todos, rechazó el Aporte Extraordinario. El Frente de Izquierda, como había anticipado, se abstuvo.

Máximo Kirchner debió que retirarse del recinto porque, según reveló, estuvo en contacto estrecho con una persona que dio positivo de coronavirus. El resultado de la votación fue celebrado por los oficialistas presentes con aplausos de pie e incluso con la “Marcha peronista” en el cierre del Día del Militante con el que se recuerda el regreso a la Argentina de Juan Domingo Perón tras el exilio y la proscripción.

El primer tramo la sesión fue conducida por el vicepresidente de la Cámara baja, Alvaro González (PRO), pero a las 21 se incorporó el presidente del cuerpo, Sergio Massa, luego de que los médicos consideraran que no debía seguir el aislamiento debido a que el hisopado que le hicieron a un miembro del FMI con el que había estado en contacto finalmente dio negativo en coronavirus.

El proyecto de Aporte Solidario y Extraordinario alcanzaría a menos de 10 mil personas, según la AFIP, es decir 0,8% del total de los contribuyentes que presentaron declaración jurada de bienes personales.

La recaudación se destinará a comprar equipamiento de salud para atender la pandemia, apoyar a las PyMEs con subsidios y créditos, urbanizar los barrios populares con obras que empleen a vecinos de cada barrio, hacer obras y equipar a YPF para producir y envasar gas natural y financiar un relanzamiento del plan Progresar para que jóvenes puedan seguir estudiando.

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola
Para pedir música o hacer anuncios publicitarios, comunicate con nosotros.