Una nena de 2 años y sufrió serias quemaduras con agua hirviendo

El grave accidente ocurrió en una casa situada sobre calle Tudcum. Allí se encontraba Miriam Brizuela (30) con su sobrino de 2 años y 6 meses. Al parecer, el pequeño andaba jugando y, en un descuido, agarró la pava eléctrica y el agua caliente que contenía se le cayó encima del cuerpo, según la Policía.

El líquido hirviendo alcanzó el pecho y el brazo derecho del nene. Su tía lo llevó en primera instancia al Hospital de Rodeo, pero al ver la complejidad del cuadro, los profesionales de ese centro de salud decidieron derivarlo al Hospital Rawson donde allí quedó internado.

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola
Para pedir música o hacer anuncios publicitarios, comunicate con nosotros.