Le podría caer una sanción de siete partidos a Neymar.

Una dura suspensión puede recibir el astro brasileño luego de su expulsión por agredir al defensor español Álvaro González en el clásico del PSG ante Olympique de Marsella, según informa la prensa de Francia.

El clásico terminó con un final bochornoso, con cinco expulsados. Neymar vio la roja por agredir a Álvaro González, en medio de acusaciones de racismo. Ahora, podría enfrentarse a una dura sanción.

El astro brasileño podría recibir una suspensión de cuatro a siete partidos. Según informa el medio RMC Sport, la Comisión de Disciplina de la Ligue de Football Professionnel (LPF) afirma, en el anexo 2 del artíco 13.1 del Reglamento, que cualquier agresión fuera del juego (y sin provocar ninguna lesión a un adversario) puede implicar una sanción de hasta siete partidos. En caso de que la roja sea por un «intento de agresión», puede alcanzar los seis. 

Luego de ser expulsado ayer, Neymar aseguró que Alvaro González lo llamó «mono hijo de p…» y que le pegó «por racista». El astro brasileño explotó en redes sociales luego. «Captar mi agresión para el VAR es fácil. Ahora quiero ver la imagen del racista llamándome ‘mono hijo de puta’. ¡Eso quiero ver! Me castigan, me expulsan… ¿y a él entonces?», expresó. Y sentenció: «Lo único que lamento es no haberle pegado en la cara a ese tarado». 

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola
Para pedir música o hacer anuncios publicitarios, comunicate con nosotros.