Dolor de cabeza para el presidente por el incremento de coronavirus en el país

Desde el presidente Alberto Fernández para abajo, el Gobierno nacional anoche tomó nota del dato más preocupante de la jornada: el incremento de 259 muertes y 10.504 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas que pusieron en alerta al interior donde ya hay 11 provincias que tuvieron que volver a Fase 1 de aislamiento o imponer fuertes medidas restrictivas de circulación para frenar la propagación acelerada del virus.

El dato sanitario llegó a la Casa Rosada de la mano de los epidemiólogos que asesoran al Presidente y lo evaluaron como alarmante. Es que en el total de los casos registrados en las últimas horas, el 61,5% son de circulación comunitaria y que la proporción de nuevos casos en el interior del país pasó del 5% al 35% del total de confirmados.

Con estos datos en mano y las charlas que mantuvo en los últimos días con distintos gobernadores, Alberto Fernández observa con preocupación el nuevo mapa del COVID-19 que se va extendiendo del AMBA a todo el interior a pasos agigantados.

Para Ginés González García hay información que hay “tensión” en los sistemas de Salud de Jujuy y Mendoza, en el departamento rionegrino de General Roca y en áreas de Salta y La Rioja, entre otros lugares.

Los casos de contagio acelerado en el interior abarcan muchas más ciudades. Pero lo cierto es que el dato de la funcionaria de Salud corroboró que la situación en el interior del país empieza a desbordar no sólo en cantidad de casos sino también de asistencia sanitaria, camas, respiradores y terapistas.

Se supo que son 18 las provincias que cuentan ahora con departamentos o localidades “con transmisión comunitaria extendida” y que la misma no se pudo controlar “en ninguna de ellas en las últimas semanas”, según el Ministerio de Salud.

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola
Para pedir música o hacer anuncios publicitarios, comunicate con nosotros.